LA HISTORIA DE RUTH’S CHRIS

NUESTRA HISTORIA

El año era 1965, y Ruth Fertel estaba buscando comprar un negocio. La divorciada de 38 años de edad proviniente de Happy Jack, Lousiana era una asistente de laboratorio de Tulane University en Nueva Orleans. Pero ella sabía que no podía enviar a sus dos hijos la colegiatura con su salario de $4,800 anuales, así que empezó a buscar en los anuncios clasificados. ¿Una taberna? No, ella odiaba a los borrachos ¿Una gasolinera? Aburrido. Entonces vio que una restaurante cerca de la carretera Fairgrounds llamado Chris Steak House estaba en venta. “Oh”, ella pensó”, “¡Estoy segura que podría hacer eso¡”.

History


Ruth Fertel nunca había trabajado en la industria de la comida, pero su motivación de "sí se puede" estaba bien establecida. Ella se graduó de la preparatoria a los 15 y se tituló de Química en LSU a los 19. Contrario a lo que su banco y abogados le aconsejaron, hipotecó su casa en $18,000 precio inicial, más $4,000 por suministros, que el banco le explico pacientemente que los necesitaría. Ellos pudieron objetar de manera aún más enérgica si hubieran sabido Chris Matulich ya habían vendido su 60 seat steak house, repetidamente comprándolo nuevamente de nuevo en remate cuando el último propietario había fallado o renunciado.

Ruth no sabía que sería absorbida. Estaba muy ocupada aprendiendo sobre edecanes, meseros, cocina, bartending, teneduría de ludris y descuartizando lomos de 30 libras de carne de res (no es tarea fácil para un novato de 110 libras 5´2). Ella estaba impávida por su falta de experiencia en restaurantes, y trabajo sin descanso siete días a la semana para aprender cada aspecto del negocio. Los clientes admiraron su honestidad y trabajo duro, y al poco tiempo estaba sirviendo 35 cortes de carne al día por $5 la pieza, en una pequeña ganancia.

El quiebre inesperado de Rush vino unos meses después de abrir cuando el Huracán betsy devastó Nueva Orleans. Con la electricidad caída, su suplemento de carne se echaría a perder pronto. Pero sus calentadores de gas aun funcionaban, así que cocinó cortes gratis para las víctimas del desastre y sus trabajadores, un gesto que hizo que ganara reconocimiento y muchos nuevos clientes. Con la empresa eventualmente en auge, Ruth abrió otra sucursal cerca de la original. Esto llevó a una disputa legal con Chris Matulich que la llevó a añadir su nombre a la suya, creando el famoso traba-lenguas de Ruth Chris Steak House. “ rancamente, siempre odié el nombre," ella diría después, "pero me las he arreglado para trabajar con el”.

Ruth Fertel

Con su formación en proceso, ella buscó la mejor manera de servir a sus clientes el corte más fino disponible. Ruth diseño on calentador que le permite cocinar la USDA prime, carnes alimentadas con maíz calentadas 1,800 grados y entonces empezó a servirlos en platos calientes para mantener el calor del corte durante la cena. Esos mismos calentadores y platos aun se encuentran en cada sucursal el día de hoy. Ella pronto se convirtió en una institución de Luciana en una ciudad famosa por su comida excepcional.

La obsesión de Ruth con la calidad en adición a su estilo de dirección de meter las manos, simplemente no tuvo cabida en lo que vio como restaurantes de molde sirviendo comida aburrida. No fue hasta 1977, 12 años después de comprar Chris Steak House, que fue persuadida/convencida hacia su primera franquicia por un leal cliente. El abrió en Baton Rougue, 90 millas arriba del camino. Ella desarrolló un proceso de dos pasos de servicio y calidad que se imprega en cada franquicia: Primero, seguir la Regla de Oro, Segundo, nunca escatimes en calidad. Al día de hoy, cada locación tiene el mismo menú por consistencia, y para evitar la apariencia “cookie-cutter”, ella insistió en que cada locación sea única en diseño y atmósfera. En 1985, la franquicia de Austin abril en el 3010 de Guadalupe como el doceavo Ruth’s Chris en la nación.